Cancún.- Una llamada anónima hizo que policías llegaran al motel Kuiki, en la Región 239, pues en una de las habitaciones había varias menores de edad, que ya fueron rescatadas.

Agentes municipales irrumpieron en esta hotel, en la prolongación Tulum con la avenida 20 de Noviembre, y retuvieron al personal, al comprobar que en una habitación había varias personas, entre ellas, menores de edad.

Al poco tiempo llegó la Policía Ministerial, para hacerse cargo de las investigaciones.