Playa del Carmen.- El paradero de un hombre que desapareció hace una semana en la colonia Bellavista fue descubierto esta madrugada, cuando en estado de ebriedad, su “compadre” confesó haberlo asesinado por haberse metido con la pareja de su hijo.

Uno de los compañeros de juerga del asesino, avisó de forma anónima a la familia de lo ocurrido, a la vez que llamó también al 911.

La familia, que ignoraba del paradero de Héctor M. P. desde hace una semana, convocó a los vecinos para comenzar la búsqueda de esta persona, hallando su cuerpo, ya en descomposición, a eso de las 6 de la mañana, a unos 150 metros de su casa, en la calle 17 con la avenida 150, dentro de un cenote.

Para entonces acudió al lugar la Policía Municipal, que de inmediato acudió al domicilio del “compadre” del fallecido, quien al ser confrontado, estalló en llanto y confesó la fechoría, hecha en complicidad con su hijo.

Ambos asesinaron a Héctor por haberse “pasado de lanza” y ser el amante de la pareja sentimental del hijo del “compadre”, de nombre “Arias”.

El sujeto fue detendido junto a su concubina, que también estaba en el domicilio. Unos 40 minutos después, llegó el hijo y supuesto cómplice del asesinato, que igualmente es arrestado.