Chetumal.- El dirigente nacional de la Confederación de Servidores Públicos de los Poderes  de los Estados, Municipios e Instituciones Descentralizadas de la República Mexicana (Confepider), Sergio Padilla Pérez, acudió hoy a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, para reunirse con el presidente del tribunal laboral y exigir que resuelva conforme a derecho y no según la “línea” de la Secretaria del Trabajo, Catalina Portillo Navarro, a quien públicamente le exigió que renuncie.

La visita, que dice que es la segunda que tiene que realizar a la entidad, ocurre para respaldar al dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno del Estado, Roberto Poot Vázquez, cuya reelección fue revocada por este tribunal; así como a la líder del Sindicato del DIF, Lorena Sanguino Contreras, que fue reelecta en asamblea el año pasado pero que todavía no recibe su toma de nota.

“Que deje de meter mano Catalina Portillo en la vida interna de las organizaciones sindicales ni en las decisiones de los órganos jurisdiccionales”, se quejó. “No puede dictar el sentido de las resoluciones para que salgan al gusto de la señora; son procesos administrativos”.

Acusó a la secretaria de tener una actitud “prepotente” y que ha convulsionado a las organizaciones sindicales, incluso generando un conflicto con sindicatos de la iniciativa privada, y al de una universidad, dijo, en referencia a la Universidad de Quintana Roo.

Justamente, su visita coincidió con una manifestación de este sindicato, el Sauqroo, que exige que se notifique un emplazamiento de huelga efectuado hace meses, que está congelado por esta junta.

“El gobernador ha apoyado al sindicato, por eso le pedimos que se sensibilice que la saque (a Catalina Portillo) de su administración”, declaró Padilla Pérez, quien también se dirigió a la funcionaria, indicándole que “si tiene dignidad, que presente su renuncia”.

El dirigente sindical dice que están en unidad con la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) y que su líder, el senador Pedro Haces Barba, ya sabe de la reunión de hoy y de su postura.

El tribunal, indicó debe hacer valer su función, pues si no lo hace, se harán responsables, porque ellos no pueden ir acatando la “línea” de la secretaria, que llega directamente a dictarles los laudos y sentidos de las resoluciones, acusó.

En caso de continuar la negativa de entregarles sus tomas de notas, indicó que acudirán a otras instancias, como lo han hecho antes; tampoco descartó interponer una queja ante la Organización Internacional del Trabajo, por violentar la autonomía sindical que garantiza este convenio ratificado por México; sin embargo, dijo que preferirían no hacerlo para no obstaculizar al gobernador

“Tiene un prietito en el arroz”, comentó.

También reiteró la acusación de Lorena Sanguino Contreras contra el secretario de acuerdos, Moisés Almeyda, de exigir dinero a cambio de liberar la toma de nota.