LAURA BERISTAIN Y EMPRESARIOS: LA PREVENCIÓN DEL ATROZ SARGAZO// OPINIÓN: Rafael Martínez Cristo

0
236

Rafael Martínez Cristo

Hoy las playas de Quintana Roo lucen limpias, esplendorosas, dignas para recibir la temporada alta de invierno, no hay duda, y eso nos llena de orgullo: Presumir al mundo las bellezas naturales con que cuenta el estado.

Pero cuidado: Esta entidad no puede echar las campanas al vuelo ni comportarse como si no tuviera memoria, sobre todo, cuando el principal activo turístico es amenazado por un mal latente, lacerante, por una enfermedad que se presenta cada vez que inicia el verano como es el arribo masivo de algas, de ese sargazo que tanto daño ha causado a la actividad motora de la economía y empleo en el estado, el turismo.

Por eso es indispensable actuar desde ahora. Prevenir lo que irremediablemente ocurrirá en cinco o seis meses, a menos que se tomen acciones con antelación. Se trata de un asunto mayor para el sector turístico estatal. Un mal tan temible, tan devastador que bien puede considerarse como uno de los jinetes del apocalipsis para la llamada industria sin chimeneas de la entidad.

Y mientras muchos dan la espalda o pretenden cerrar los ojos a lo ocurrido cada verano desde hace cinco años, el gobierno de Solidaridad y los empresarios de esta demarcación ponen -de una vez- manos a la obra, se unen para evitar que este mal vuelva a causar los mismos daños que ha generado y que este 2019 se recrudeció.

La convocatoria hecha por la alcaldesa Laura Beristain Navarrete hizo eco en un consciente sector empresarial de la Riviera Maya, para desde ahora empezar a arrastrar el lápiz, a proponer y a crear un comité enfocado a la prevención de este problema, en un ejemplo de responsabilidad compartida.

Y es que bien saben que hacer caso omiso a lo que pronto ocurrirá, se traducirá en millonarias pérdidas en promoción, en reservaciones. Está visto que empezar a actuar cuando el daño está encima ha sido inútil e irreversible. De ahí la importancia de tomar medidas desde ahora con talento, con creatividad y con decisión.

Este comité tendrá por objeto buscar mecanismos para la recolección y contención del sargazo el próximo año. Unidos los empresarios y el gobierno de Solidaridad enfrentarán el problema a través de la prevención, de la inminente llegada masiva del alga marina que recala en la playa y que no permite a los turistas gozar de la principal belleza con que cuenta el estado, reconocida a nivel mundial.

Laura Beristain muestra nuevamente responsabilidad en el quehacer que le corresponde y por ello anuncia que buscará el consenso con empresarios, analizará a su lado las propuestas, y contratará -mediante licitación- a especialistas para de inmediato empezar a delinear la estrategia a seguir, en coordinación también con la autoridad estatal y federal.

Y así como se debe reconocer la iniciativa de Beristain Navarrete, también es preciso destacar la prestancia, la disposición efectiva y decidida de líderes empresariales de Amexme; el Consejo Coordinador Empresarial, restauranteros, pequeños hoteles, cooperativa pesquera Xaman Há, entre otros.

Bien decía mi abuelo: “Más vale prevenir que lamentar”, y hoy Laura Beristain ha dado un ejemplo de responsabilidad y congruencia, que bien debe ser tomada en cuenta en los municipios turísticos de la entidad.

Las acciones contra el sargazo deben ser hoy, porque mañana será demasiado tarde.

Quintana Roo merece, necesita de sus playas limpias y su mar turquesa.