LAURA BERISTAIN Y UNA EXPRESIÓN DE AMOR INÉDITA Y LEGÍTIMA// Opinión de Rafael Martínez Cristo

0
147

Rafael Martínez Cristo

Sorpresivo sí lo fue, sorprendente, también. La declaración matrimonial de la presidenta municipal de Solidaridad, Laura Beristain, a su pareja con 14 años de relación, Karla Robles, se llevó la nota (en el argot periodístico), el pasado 14 de febrero. No hay duda.

La escena fue inédita. Y no por tratarse del sentimiento abierto de dos mujeres, ni de la expresión de la diversidad sexual -siempre legal, siempre legítima-, sino porque pocas veces (o nunca) se ve a una autoridad pedir la mano en un acto público, a todas luces válido… y más en el Día del Amor.

Y por supuesto que arrancó la sonrisa y los aplausos a los más de dos mil asistentes a las bodas colectivas 2020 de Playa del Carmen, en el Parque Fundadores, y como testigo el azul turquesa del Mar Caribe.

¿Qué mejor momento para pedir la mano a la persona que amas, que hacerlo justo cuando 270 parejas se prometen amor eterno?

“Yo también tengo mi corazón”, dijo la presidenta municipal tras pedir encarecidamente a los asistentes ponerse de pie en tan importante momento para su vida. Y la gente asintió a la solicitud sin dudarlo, con gusto.

La escena fue, pues, emotiva, romántica, fue un cierre por demás espectacular e inolvidable para los 540 enamorados que decidieron, por amor, dar el sí y unir sus vidas realizando así su sueño y dando pie a la ilusión, pero sobre todo, dejando patente que el amor y la felicidad es lo que debe predominar y prevalecer por siempre.

Cuánta razón tiene Laura Beristain al asumir orgullosa ser “la primera alcaldesa de México que con respeto expreso mi diversidad sexual así, en público, frente a 2 mil personas. Pido permiso y expreso mis sentimientos”.

Nada qué objetar. Nada más limpio. Nada más puro y legítimo que eso, que expresar sentimientos de amor, y más en una tarde tan especial, tan romántica…

Así es ella. Así de espontánea, así de auténtica… así de Laura Beristain Navarrete, presidenta municipal de Solidaridad por convicción y, también, hay que decirlo, por un profundo amor a este municipio.

Esa es la neta…¡Y que predomine el amor por sobre todas las cosas!