Cancún.- Al igual que ha ocurrido con otros subsistemas, el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep) se fue a paro este día lo que deja sin clases a cerca de ocho mil jóvenes en Quintana Roo, de los siete planteles en la entidad. El paro, aclaran, es solo por hoy y tiene doble causa: que la federación no los ha masificado y que el estado les debe prestaciones.

“A nivel federal, es por la violenta situación que tienen los derechos de los maestros, de varios estados en su momento. Es por el día de hoy; no lo pensamos prolongar; es como un aviso de que nos escuchen, de que estamos aquí, que vivimos; no nos están dando base, sino contratos temporales, a los seis meses se acaban el contrato y prestaciones y todo; exigimos al gobierno federal que nos basifique”, aseguró en entrevista Antonio García Camacho, maestro del plantel I, y delegado de conflictos del sindicato.

A nivel estatal hay adeudos que también piden sean subsanados.

“A nivel estado, hay pagos atrasados, como son retroactivos, estímulos al desempeño docente, de categorización de horas, asignación de plazas que el Gobierno del Estado, a través de la dirección, se han comprometido a hacer y no lo han hecho; es lo que nos lleva a este paro estatal en apoyo al nacional”, apuntó.

ADEUDOS DESDE 2016

Algunos de estos adeudos datan de 2016; y además, los retroactivos generados a partir de los retrasos tampoco se han cubierto.

Y manda un mensaje tanto a los padres como a los maestros.

“Que nos crean, de corazón, que no estamos así porque queremos o porque seamos revoltosos, o como en otros estados que hay golpes y todo, empujones; aquí somos maestros, la mayoría con profesión, y sabemos lo que representa hacer un acto de esos; por eso nos manifestamos de manera respetuosa, de esta forma; esperamos que el gobierno nos escuche, intervenga y nos haga caso”, expuso.

Esperan que para el próximo martes tengan una respuesta a sus peticiones.

Concluyó diciendo que las protestas y problemas de otros subsistemas, como Cecyte, son independientes pues cada uno tiene sus propias particularidades, por lo que no se contempla unir estrategias o luchas.