Rafael Martínez Cristo

Los temas de la tenencia de la tierra y del agua en Solidaridad han sido prioridad en la agenda de la presidenta municipal, Laura Beristain, desde el inicio de su administración. La alcaldesa es una playense que conoce bien estos problemas, cuya solución ha abanderado y por ello aprovechó la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador para tocar ambos puntos: “Habremos de gestionar con la autoridad federal para abatir estos rezagos”, anunció… Y hoy es un compromiso real, incluso por decreto presidencial.

Laura Beristain está consciente de la máxima atención que merecen ambos temas “que muy pronto serán compromisos cumplidos del presidente de la República para dar certeza jurídica a cientos de familias que requieren la regularización de su patrimonio, y acabar con abusos en la dotación del agua”.

El pasado dos de febrero, el presidente se comprometió ante miles de solidarenses a dar solución a sus justos reclamos, lo que llenó de esperanza y de plácemes a la gente ahí reunida, a las familias que buscan tener certidumbre en su propiedad, y agua de calidad en sus viviendas.

La alcaldesa lo gestionó y no quitará el dedo del renglón, convencida que pronto se resolverá el problema con la ejecución ordenada y directa de la Presidencia de la nación, para así solucionar temas a los que se les ha dado la espalda durante años.

Estos serán, pues, otros compromisos asumidos como candidata y cumplidos como presidenta. Y es que Beristain Navarrete ha recorrido cada rincón del municipio que preside, dialogando de frente con la población para dar solución a estos y otros justos reclamo, prioritarios para su gestión.

Pero no sólo eso, la alcaldesa sabe que se trata de dos demandas ciudadanas permanentes, añejas, para tener certeza jurídica al patrimonio, pero también el que la gente acceda a los servicios y obras públicas, acciones que corresponden al gobierno municipal y que se habrán de cumplir, al mismo tiempo que terminar con el abuso de la concesionaria Aguakán.

Cabe mencionar que debido a que muchos asentamientos humanos carecen de legal posesión de la tierra, además de las más de 29 comunidades rurales que están asentadas en terrenos nacionales, el gobierno municipal se ha visto atado de manos para pavimentar calles y caminos de acceso, así como servicios básicos como son luz, energía eléctrica y agua, entre otros, pero que, al contar con la tenencia de la tierra, de inmediato pondrá manos a la obra.

Por ello es que desde el inicio de su administración Laura Beristain ha tocado puertas del gobierno federal para gestionar la urgente necesidad de dar certeza jurídica de la tierra y la propiedad a cientos de familias de Solidaridad, al prevalecer un enorme rezago social para sus habitantes, que pronto será solucionado.

Al respecto explica que “en Solidaridad existen 29 comunidades rurales y varios asentamientos irregulares que urgen de servicios básicos y caminos de acceso, pero -aclara- las leyes nos impiden brindar estos servicios si no se tiene legal posesión de la tierra o la propiedad. En este gobierno estamos comprometidos con cada una de ellas para lograr un desarrollo ordenado y sostenible con la certeza jurídica”.

En su visita a Playa del Carmen, López Obrador se comprometió a buscar los mecanismos legales para resolver el añejo problema de la tenencia de la tierra, para lo cual enviará al consejero jurídico de la Presidencia y al procurador Agrario, así como intervendrá ante el Poder Judicial para pedir su apoyo a fin de resolver este rezago, además de erradicar el mal servicio en la dotación de agua potable (que no es potable).

Y el compromiso fue tal, que el presidente anunció que regresará a Solidaridad para entregar personalmente las escrituras a los legítimos propietarios de esas tierras.

Las gestiones de Laura Beristain hicieron eco en el Poder Ejecutivo Nacional y el compromiso está hecho…un compromiso que muy pronto habrá de cumplirse:

Para bien de los solidarenses.